Uno de mis postres favoritos, sin lugar a dudas, es el arroz con leche. Un postre que nunca ha faltado ni en mi casa ni en la de mi madre en ninguna Semana Santa. Hay algunos tips o truquillos para que el arroz con leche quede cremoso, es decir, que no quede ni muy líquido