El domingo llega el verano y con él las recetas frescas. Los gazpachos y salmorejos forman parte habitual de nuestros menús veraniegos, y en esta ocasión le hemos dado una vuelta de tuerca al salmorejo y lo vamos a presentar en forma de flan.

Y para ahorrarnos el trabajo de elaborar el salmorejo he traído uno envasado por la empresa Caña Nature. Caña Nature es una división del Grupo Empresarial La Caña dedicada a la fabricación de cremas, salsas y zumos elaborados a partir productos de la Costa Tropical de Granada, y más concretamente Guacamole, Salmorejo, Gazpacho y Tomate Rallado. Poco a poco os iré enseñando el resto de los productos y o hoy os enseño el salmorejo, que os tengo que decir que se parece un montón al salmorejo casero que yo preparo, por lo que me ha gustado mucho su calidad.

Aunque vaya presentado en forma de flan no hemos renunciado a su acompañamiento tradicional, y en un buen salmorejo no puede faltar el huevo cocido. De nuevo hemos usado los huevos de Huevos Garrido, esta vez los ecológicos que vienen en el envase verde.

Y tampoco hemos dejado de regarlo de un buen AOVE, como es el AOVE Premium de Campopineda, un Aceite de Oliva Virgen Extra PREMIUM BIO de olivos centenarios recogidos en octubre y elaborado en frio mediante procedimientos mecánicos.

INGREDIENTES (salen 6):

  • 1 litro de Salmorejo Caña Nature
  • 50 ml. de agua
  • 8 hojas de gelatina neutra
  • Unas lonchas de jamón serrano (podéis usarlo de alguna de las marcas que tenemos en Sabor Granada)
  • 2 huevos ecológicos de Huevos Garrido
  • Un chorreón de Aceite de Oliva Virgen Extra Premium de Campopineda

PREPARACIÓN:

Lo primero que haremos será hidratar las hojas de gelatina en agua fría durante unos cinco minutos. Después calentamos el agua sin que llegue a hervir y añadimos las hojas de gelatina ya hidratadas, removemos bien y dejamos enfriar durante unos minutos.

Después añadimos al salmorejo, removemos bien hasta integrar, vertemos la mezcla en flaneras (yo las he engrasado con un poco de espray desmoldante, pero si no tenéis podéis untar con un poco de aceite). Llevamos a la nevera hasta que cuajen, un mínimo de cuatro horas.

Mientras tanto coceremos los huevos.

Una vez cuajados los “flanes” desmoldamos con cuidado decoramos con poco de jamón serrano picado, con el huevo picado, añadimos un hilito de AOVE y por último ponemos alguna hojita de albahaca o similar.

Servimos.

Espero que os haya gustado esta nueva propuesta.

Feliz fin de semana.

Lidia de la O.