Pues dadas ya por finalizadas las fiestas navideñas volvemos a la normalidad con recetas sanas, que eso es lo que buscamos en enero, para compensar la culpa por los atracones que nos hemos dado en diciembre. Y eso pasa con estas hamburguesas, que, lejos de recordarnos a las hamburguesas relacionadas con la comida basura, podemos decir que ésta se convierte en una opción sana 100%.

Y es que los panecillos que nos prepara Gerardo desde su panadería en Órgiva son unos panecillos preparados con harina integral y harina blanca de fuerza, con masa madre y un poco de azúcar de caña y como materia grasa el AOVE, además para evitar alergias sustituye el típico sésamo por lino dorado, lo que convierte a estos panecillos en una opción más que saludable y ecológicos.

Y las hamburguesas de lentejas resultan una alternativa perfecta a las hamburguesas de carne. Las lentejas que he usado para las mismas son unas lentejas rojas Bio de Bioartesa. Bioartesa es una empresa con sede en Castillejar donde podemos encontrar productos de panadería, harinas, semillas, legumbres, sin gluten, ecológicos…. En definitiva un amplio abanico de productos para llevar una alimentación saludable.

Y el AOVE también es un pilar de nuestra alimentación saludable, por ello las hamburguesas no podíamos más que cocinarlas con el mismo, en esta ocasión viene de Montillana, Hechizo Andaluz, en el formato de lata que contiene aceite de cosecha temprana en las más óptimas de las condiciones que ofrece la conservación en la lata de acero inoxidable.

En lugar de mostazas o algún tipo de  kétchup hemos optado para acompañar las hamburguesas con una reducción de vinagre balsámico que hemos conseguido con el Vinagre balsámico de vino Pedro Ximénez de la marca Alma de Luna. Una empresa granadina y solidaria que se creó en el año 2017 y cuya única finalidad es la entrega del 100% de sus beneficios a proyectos sociales relacionados con la infancia.

Y para maridar las hamburguesas hemos apostado de nuevo por el rojo (y si no mirad todos los ingredientes de la receta como tienen como protagonista el color rojo). El vino Muñana Rojo de Bodegas Muñana se ha convertido ya en un clásico de los vinos granadinos, un coupage de uva Tempranillo, Cabernet Sauvignon y Monastrell con Crianza de 6 meses en barrica de roble francés y americano de tostado medio y 12 meses de reposo en botella en cuevas naturales, a una temperatura entre 16-18º C.

Vamos con la receta.

INGREDIENTES (Para 6 hamburguesas):

  • 6 panecillos de hamburguesa de Panadería Gerardo
  • Para las hamburguesas de lentejas:
  • 300 gr. de lentejas Roja Bio de Bioartesa
  • 3 dientes de ajo
  • 1 huevo
  • Perejil picado
  • Sal
  • Pimienta
  • Un poco de pan rallado si es necesario, para compactar las hamburguesas
  • AOVE Hechizo Andaluz
  • Para la reducción:
  • 125 ml. de Vinagre balsámico de vino Pedro Ximénez de Alma de Luna
  • 1 cucharada de azúcar
  • Para acompañar:
  • Rúcula
  • Para maridar:
  • Vino Muñana Rojo de Bodegas Muñana

PREPARACIÓN:

El día de la víspera cocemos las lentejas en abundante agua caliente con sal hasta que estén tiernas. Sacamos y escurrimos el agua completamente. Trituramos la mitad de las lentejas, y la otra mitad la dejamos sin triturar. Ponemos en un bol todas las lentejas. Picamos los dientes de ajo y el perejil y añadimos a la mezcla. Añadimos una yema de huevo. Salpimentamos al gusto. Cogemos bolas de masa y si vemos que es difícil compactar añadimos un poco de pan rallado (sólo si es necesario).  Con cada bola hacemos una hamburguesa, dándole forma con las manos o si tenéis algún molde para hacerlo, lo haréis con el mismo. Guardamos en un tupper en el frigorífico hasta el día siguiente.

Al día siguiente preparamos las hamburguesas, pero antes prepararemos la reducción de balsámico. Para ello sólo tenéis que poner en vinagre en un cazo junto con el azúcar y reducir más o menos hasta la mitad (no lo dejéis mucho más  porque luego cuando enfría se espesa mucho).

En una sartén o plancha con unas gotas de AOVE cocinamos las hamburguesas por ambos lados.

Mientras tanto preparamos los panecillos, cortando por la mitad, ponemos en la base rúcula (también podéis poner una rodaja de tomate), encima ponemos la hamburguesa y regamos con una cantidad generosa de reducción de vinagre balsámico (si queréis podéis poner también una rodaja de queso de cabra).

Servimos acompañada de una copa de vino Muñana Rojo.

Espero que os haya gustado esta hamburguesa “diferente” y sana.

Lidia de la O.