Hoy celebramos el día mundial del pan, y desde aquí teníamos que darle un homenaje en toda regla a uno de los alimentos más imprescindibles y antiguos del mundo. En Granada disponemos de un gran número de panaderías artesanales que, generación tras generación, van deleitándonos con los mejores panes que podemos tomar. Y hoy, para celebrar el día, os traigo un pan al horno relleno crema de queso y sobrasada. Hemos convertido una tradicional hogaza en una opción perfecta para dipear este fin de semana, porque este pan se come disfrutando poco a poco de su interior cremoso y suculento.

INGREDIENTES PARA ELABORAR EL PAN AL HORNO RELLENO DE CREMA DE QUESO Y SOBRASADA

Y la hogaza de pan la ha preparado Federico Jimenez, desde Panadería Federico en Motril. Se trata de uno de los mejores panaderos de Andalucía, y sus numerosos premios lo avalan. En esta ocasión hemos usado una hogaza de pan redonda de medio kilo de peso aproximadamente.

La crema de queso con vodka con la que hemos rellenado el pan es otro producto artesanal de la quesería La Venta del Chaleco. Uno de los nuevos productos con los que nos deleitan desde Lanjarón y que de nuevo sorprende por su delicadeza, y es que con grandes quesos salen productos tan ricos como éste, que además lleva ese toquecito a vodka.

Y la sobrasada también viene de La Alpujarra, desde Jamones Muñoz nos deleitan con otro producto artesanal riquísimo. Y es que además de jamón también elaboran embutidos y chacinas, todo ello con la esencia misma de los mejores productos de la Alpujarra granadina.

En definitiva, necesitaremos para la receta:

  • 1 hogaza de pan redonda de Panadería Federico
  • 1 bote de crema de queso con vodka de La Venta del Chaleco
  • 1 sobrasada de Jamones Muñoz
  • 20 gr. de mantequilla derretida
  • Unas ramas de romero fresco

PREPARACIÓN DE PAN AL HORNO CON CREMA DE QUESO Y SOBRASADA

Necesitaremos un cuchillo de sierra para ir haciendo cortes a la hogaza de pan. Le hacemos tres cortes en sentido horizontal y  tres cortes en sentido vertical, consiguiendo que nos queden cuadrados, aprovechando las greñas del pan, que también se cortarán, pero sin llegar hasta abajo, el pan debe quedar abierto por todos lados, pero sin que se desprenda ningún trozo.

Untamos la crema de queso por todas las ranuras del pan, y dentro de cada ranura vamos poniendo pegotitos de sobrasada, pero sin rellenar en exceso, para que después el horneado no provoque mucho desparrame.

Pintamos el pan con un poco de mantequilla derretida y espolvoreamos por encima unas ramitas de romero fresco.

Envolvemos en papel de aluminio el pan y llevamos al horno precalentado a 180 grados durante unos diez minutos. Después abrimos el paquete y horneamos unos  cinco minutos más.

Sacamos y servimos inmediatamente.

Lidia de la O.