Pese a las circunstancias actuales el calendario sigue su curso y se acercan fechas navideñas en las que la cocina y sus recetas cobran gran importancia. Uno de los productos estrella de la Navidad son los polvorones, y hoy os enseño a preparar unos riquísimos polvorones de almendra y Aceite de Oliva Virgen Extra, sustituyendo la manteca de cerdo habitual en estos polvorones por nuestro oro líquido, el aceite de oliva virgen extra.

INGREDIENTES PARA LOS POLVORONES DE ALMENDRAS Y ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA:

  • 350 gr. de harina de trigo
  • 70 gr. de almendra cruda y repelada de Frutos Secos Eyma
  • 100 gr. de azúcar glass
  • 90 gr. de aceite de oliva virgen extra Inena
  • Sésamo
  • ½ cucharadita de canela molida

La calidad de la almendra es fundamental en este tipo de recetas, y para esta ocasión hemos elegido las almendras crudas y repeladas de la gama Natura de Frutos secos Eyma, una gama de productos sin freír, ni tostar, sin sal añadida y sin conservantes ni colorantes…. Ya podéis disfrutar de esta y de todas las gamas y variedades de productos de Eyma a través de su tiene online, de la que podéis disfrutar entrando en su página web.

Y la misma importancia tiene otro ingrediente principal de la receta, el Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE), y para esta ocasión hemos usado el de Inena, en una edición especial de sus botellas conmemorativas de la Villa Romana de Salar. La verdad es que son preciosas, y además contienen un aceite de oliva virgen extra especial y que les confiere un sabor muy característico a nuestros polvorones.

PREPARACIÓN DE LOS POLVORONES DE ALMENDRA Y ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA:

La víspera o unas horas antes de iniciar la receta tostamos la harina, para ello ponemos en una bandeja de horno con papel vegetal y llevamos al horno precalentando a 150 grados durante una media hora, removiendo de vez en cuando.

Las almendras también las tostaremos, pero como no es mucha cantidad podemos tostarlas en la sartén, durante unos minutos, cuidando de que no se nos quemen. Reservamos la harina y las almendras.

A la hora de comenzar a hacer la receta trituramos las almendras, con una picadora o robot o en la batidora, es ideal que queden algunos trocitos grandes.

Mezclamos la harina con el azúcar glass y la almendra, añadimos la canela y mezclamos bien. Añadimos después poco a poco el aceite y empezamos a amasar a mano o con una amasadora. La masa resultante queda un poco blandita, por lo que la envolveremos en film transparente y dejamos en la nevera de una a dos horas.

Pasado este tiempo ponemos la masa entre dos láminas de film transparente y extendemos con la ayuda de un rodillo, dejando de un tamaño aproximado de un centímetro y medio o dos. Cortamos con un cortapastas redondo y vamos disponiendo sobre una bandeja de hornear protegida con papel vegetal. Así hasta cortar todo (con la masa que vaya sobrando vamos haciendo una bola y estirando de nuevo y cortando hasta terminar toda la masa). Nos salen de 12 a 14 polvorones.

Introducimos ya cortados en la nevera durante un mínimo de media hora (así evitamos que se deformen mucho en el horno).

Pasado este tiempo le ponemos unos granos de sésamo por encima (es opcional, si no lo hacéis le podéis poner en su lugar azúcar glass después del horneado).

Introducimos en el horno precalentado a 180 durante unos 15 minutos aproximadante. Sacamos y dejamos enfriar totalmente.

Envolvemos en papel de seda o envoltorios específicos de polvorones.

Y ya sólo nos quedará disfrutar de este manjar típico de esta época.

Lidia de la O.