Ya estamos en plena época del cuchareo, para mí es una bendición puesto que durante los meses calurosos se echan de menos los platos de cuchara, y aunque preparamos otro tipo de platos más ligeros, es verdad que cualquier plato de cuchara nos arregla el día. Aunque no siempre tenemos tiempo de prepararlo de igual