El fin de semana ya está aquí, los días en los que más tiempo tenemos para cocinar y donde podemos preparar esos platos especiales que tanto les gustan a nuestros familiares. Desde siempre preparar un arrocito los domingos ha sido lo más normal en muchas familias, por lo que el de hoy puede ser uno de esos arroces con el que poder deleitarnos este fin de semana que ya llega más fresquito. Puedo decir, sin temor a equivocarme, que éste es uno de los mejores arroces que he preparado en casa. Y, como siempre, los ingredientes usados en el mismo son de máxima calidad, os voy contando….

Desde la empresa Caracolsa, sita en Albondón, nos suministran caracoles frescos durante todo el año con total garantía higiénico sanitaria para su consumo, ya que los crían en sus granjas donde son especialistas en la cría, engorde y comercialización del caracol vivo. Se trata de caracoles de calidad Premiun se ofrecen en la variedad: Hélix Aspersa, y se suministran limpios, ayunados y purgados. Podemos comprarlos vivos o ya cocinados, de los cocinados podéis encontrarlos en salmuera, como los que yo he puesto en el arroz. También caracoles en salsa muleña, caracoles con tocino de jabugo, caracoles con manitas de cerdo, paté de caracoles….

 

Otro ingrediente fundamental y que aporta sustancia y contenido a nuestra receta es el aceite, y como siempre el aceite de oliva virgen extra, en esta ocasión he usado uno variedad Picual de la Almazara Quaryat de Dillar, un AOVE con muchos premios, muchos de ellos internacionales. Se trata de un AOVE complejo, frutado herbáceo intenso y aromático, equilibrado y elegante.

Y para completar el plato hoy lo maridamos con un vino blanco, desde Murtas y más concretamente desde la bodega Cuatro Vientos tenemos el famoso vino Malafollá, no podía ser más granaíno el nombre, al igual que el vino que traigo en versión blanco.  Un vino compuesto de uva Chardonnay y Vijiriega y que bien fresquito marida  a la perfección con este arroz.

Vamos con la receta…

INGREDIENTES:

·         250 gr. caracoles en salmuera CARACOLSA

·         300 gr. de pechuga de pollo deshuesada

·         300 gr. de arroz tipo bomba

·         1 poco de colorante amarillo

·         Para el caldo:

·         2 litros de agua

·         1 cebolla

·         1 zanahoria

·         1 puerro

·         1 trozo de apio

·         Aceite de oliva virgen extra

·         Sal

·         Para el sofrito:

·         1  pimiento rojo

·         1 cebolla

·         2 dientes de ajo

·         2 tomates rallados

·         AOVE Quaryat variedad Picual

·         1 hoja de laurel

·         1 ramita de perejil

·         Para el majado:

·         Un puñado de almendras

·         1 diente de ajo

·         1 rebanada de pan duro

·         Aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN:

Lo primero que haremos será preparar el caldo, para ello ponemos el agua en una olla grande y añadimos todos los ingredientes, dejamos cocinar a fuego lento hasta que se reduzca y tome consistencia. Una vez preparado dejamos reposar y colaremos a la hora de añadir al arroz.

Lavamos un poco bajo el grifo los caracoles para despojarlos de la salmuera. Preparamos el fondo del arroz. En una cazuela cubrimos la base con el aceite de oliva virgen extra y añadimos unos minutos los caracoles para rehogarlos. Sacamos y reservamos. En el mismo aceite añadimos el pimiento picado y la cebolla también picada, junto con el ajo y la hoja de laurel. Dejamos al fuego las verduras hasta que estén blandas. Entonces añadimos los tomates rallados y dejamos reducir unos minutos. Sacamos y trituramos todo con una batidora, salvo la hoja de laurel. Mientras, en la misma cazuela añadimos un poco más de aceite y rehogamos la pechuga de pollo troceada, una vez que haya dejado de estar crudo el pollo añadimos el sofrito, dejamos unos minutos más.

Mientras, en otra sartén sofreímos en un poco de aceite el pan, el ajo y las almendras. Una vez sofritas trituramos y añadimos al sofrito principal. Añadimos el caldo colado y caliente a la cazuela y dejamos unos diez minutos a fuego lento. Pasado el tiempo añadimos el colorante y removemos bien. Por último añadimos el arroz (tened en cuenta que para el arroz bomba la proporción de caldo es un poco mayor del doble de arroz, así que medid primero el caldo en el mismo recipiente donde vayáis a medir el arroz, y poned más del doble y un poco más puesto que el caldo se añade antes que el arroz a la cazuela, por poneros un ejemplo, si añadís un vaso de arroz tendríamos que haber puesto tres vasos de agua, dos y medio para el cocer el arroz más otro medio que se consume en los minutos previos al añadido del arroz, si hacéis arroz con frecuencia estas proporciones os resultan muy fáciles, seguro).

Bajamos el fuego y cocinamos el arroz moviendo la cazuela de vez en cuando para evitar que se nos pegue, cinco o diez minutos antes añadimos los caracoles y un poco de perejil picado. Probamos el arroz y cuando esté al dente retiramos del fuego y dejamos reposar unos cinco minutos.

Servimos y acompañamos de nuestro vino blanco Malafollá.