Aunque aún hace mucho calor ya apetece volver a tomar bizcochos caseros en casa, y hoy os traemos uno con sabor a pueblo, un bizcocho de aceite de oliva virgen extra (AOVE) y limón, uno de esos bizcochos que hará las delicias de toda la familia.

Ya sabéis que en Sabor Granada tenemos unos AOVEs estupendos, y una variedad increíble. Hoy he usado un AOVE de variedad Arbequina, de la Almazara Campopineda y que podéis  encontrar en varios formatos. Por su carácter suave y dulce el AOVE de variedad arbequina es ideal para repostería, sobre todo para sustituirlo por la mantequilla. Además es una variedad que gusta mucho a niños y personas no acostumbradas al consumo  habitual del AOVE.

Vamos con la receta.

INGREDIENTES:

  • 4 huevos
  • 220 gr. de azúcar
  • El zumo de 1 limón
  • Ralladura de 1 limón
  • 60 gr. de AOVE Arbequina Campopineda
  • 170 gr. de harina de repostería
  • 8 gr. de levadura química
  • 1 pizca de sal
  • Azúcar glass

PREPARACIÓN:

Batimos los huevos junto con el azúcar con la ayuda de unas varillas eléctricas o manuales. Cuando estén espumosos le añadimos la ralladura del limón y el zumo de limón.

Por otro lado tamizamos la harina, la levadura y la sal. Y añadimos a la mezcla de los huevos con la ayuda de una espátula y con movimientos envolventes. Engrasamos un molde redondo desmontable (el mío de 18 cm. de diámetro) con un poco de aceite y espolvoreando un poco de harina para evitar que se nos pegue. Introducimos en el horno previamente precalentado a 180º durante unos 40 minutos.

Sacamos del horno al comprobar con una brocheta que está hecho por dentro. Dejamos en el molde unos diez minutos antes de desmoldar. Enfriamos sobre una rejilla. Una vez frío espolvoreamos azúcar glass por encima.

Espero que os guste y probéis a hacerlo en casa porque no hay nada comparable con un bizcocho casero.

Lidia de la O.