Llega el tiempo de los frutos más tropicales, y nuestra Costa Tropical ya huele a mangos, las primeras variedades en dar su fruto ya están copando nuestros mercados de una fruta con un olor muy característico. Y por ello hemos preparado para hoy un bizcocho de mango que además de bonito por fuera, por dentro está delicioso.

Los mangos del bizcocho son de Adania Fruit (Antes Sol y Fruta), donde podéis encontrar infinidad de variedades de mango, lichis, maracuyá o pitahaya, junto con un amplio catálogo de frutas y verduras ecológicas cultivadas en nuestra maravillosa Costa Tropical que reúne las condiciones climatológicas perfectas para su cultivo.

Vamos con la receta

INGREDIENTES:

  • 5 huevos
  • 250 gr. de azúcar
  • 1 yogur natural
  • 140 ml. de aceite de oliva virgen extra (variedad arbequina, en la marca ya os he enseñado varios AOVEs de esa variedad)
  • 260 gr. de harina
  • 1 sobre de levadura química (16 gr.)
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 mango de vuestra variedad preferida de Adania Fruit

PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º y engrasamos un molde bonito, el mío tipo bundt, pero podéis usar cualquier molde redondo, rectangular o de la forma que más os guste, teniendo en cuenta que no sobre masa ni se quede tampoco muy vacío.

Batimos con una batidora de varillas los huevos junto con el azúcar hasta que blanqueen, entonces añadimos el yogur y el aceite, y también la esencia de vainilla. Seguimos batiendo.

Tamizamos la harina junto con la levadura, y añadimos poco a poco y seguimos batiendo a baja velocidad para que se vaya integrando bien la harina. Una vez integrado todo, vertemos la mezcla en el molde.

Pelamos el mango y lo cortamos en cuadraditos y vamos añadiendo al molde. Una vez añadido todo, iremos dando golpecitos al molde para que el mango se distribuya  dentro de la masa.

Horneamos durante unos quince minutos o hasta que comprobemos con una brocheta que ya está hecho.

Sacamos del horno y dejamos enfriar dentro del molde 15 minutos. Después desmoldamos sobre una rejilla y dejamos enfriar totalmente antes de servir.

Se trata de un bizcocho muy jugoso, así como todos los que se preparan con frutas, ya que estas le aportan ese toque de jugosidad que hace que los bizcochos sean especiales.

Espero que os guste.

Lidia de la O.