Ya estamos en la semana del Puente de Diciembre, lo que quiere decir que la Navidad ya está encima y aún estamos por determinar los aperitivos que pondremos en la cena de Nochebuena. Un plato de jamón y otro de queso yo creo que no faltan en ninguna de las mesas navideñas de las familias españolas. Y este año le vamos a dar una vuelta de tuerca, presentando en la mesa unos bombones de jamón con paté de queso y aceite de relleno. Un bocado exquisito y que por sus ingredientes es difícil que haya alguien en la mesa que no disfrute de él.

Empecemos por el jamón que he usado para la receta. Se trata de un jamón gran reserva de Jamones Vallejo. Desde 1951 Jamones Vallejo es todo un referente en La Alpujarra granadina. La familia Vallejo fue la primera en industrializar el proceso de curación del jamón en Trevélez. Y durante estos años han conseguido que sus jamones sean de los más premiados de La Alpujarra, gracias a un constante avance técnico y tecnológico sin dejar de lado la tradición de los maestros jamoneros.

El queso que conforma el relleno de este particular bombón es el queso curado de oveja de Quesos De Leyva. Desde Guadix Ignacio Miranda de Leyva elabora artesanalmente queso de su propio rebaño de ovejas. De familia con tradición agrícola y ganadera Ignacio se ha dedicado a formarse como maestro quesero y conseguir un queso de mucha calidad, no en vano se trata de la única empresa que elabora queso artesano de oveja con rebaño propio en  Granada, lo que consigue ahorrar pasos en el proceso de elaboración del queso y mantener la leche en condiciones óptimas para la elaboración del queso. El queso que hoy os propongo está elaborado con leche cruda y 120 días de maduración con corteza natural comestible.

El aceite de oliva virgen extra y además ecológico con el que he preparado el paté de queso es de Verialda.  La tradición olivarera de Aceites Verialda tiene más de cien años, desde que los antepasados de la familia empezaron a cultivar varias fincas de olivos en Montejícar. Después de más de cinco generaciones es una empresa que se dedica a  cuidar el olivo y todo lo que rodea a este árbol, por ello desde hace tres años tomaron la decisión de cambiar sus tierras a producción ecológica, ya que consideraron que es la mejor forma de conservar la flora y la fauna de la zona, creando un ambiente agroecológico óptimo.

Y para acompañar estos bombones de jamón y paté de queso he optado por el nuevo vino de la bodega Pago de Almaraes, de Benalúa de Guadix. Se trata de un vino 100% Syrah homenaje al torero granadino Pedro Chicote y cuya etiqueta está diseñada por el pintor granadino Pedro Jiménez. Una novedad de esta bodega que nació allá por 2001 y se ha convertido en la bodega más avanzada tecnológicamente en Andalucía y una de las más avanzadas de España.

Y ahora vamos con la receta.

INGREDIENTES:

  • 100 gr. de jamón Gran Reserva loncheado de Jamones Vallejo
  • 150 gr. de queso curado de oveja De Leyva
  • Aceite de Oliva Virgen Extra Ecológico Verialda (no pongo cantidad, será el suficiente para ligar el queso y se convierta en crema o paté de queso)
  • Para acompañar estos bombones Vino Chicote de Bodegas Pago de Almaraes

PREPARACIÓN:

Lo primero que haremos será preparar el paté o crema de queso en aceite, para ello cortamos el queso en tacos, y con el mazo del mortero machacamos, añadiendo poco a poco un hilito de aceite de oliva para ligar la mezcla. También podéis prepararlo metiendo los ingredientes en un robot tipo Thermomix y triturando, o en una batidora de mano. Y ya que hacéis podéis preparar más cantidad para untarlo en tostas de pan.

Preparamos los bombones en un molde para bombones de silicona o en una cubitera. Cortamos las lonchas de jamón  en tres cada una, y con cada trozo rellenamos las paredes de los huecos del molde, dejando por ambos lados jamón que sobresalga para poder tapar después del bombón. Rellenamos con el paté de queso y cerramos.

Metemos en el congelador unos diez minutos el molde y una vez pasado este tiempo desmoldamos. Servimos y dejamos a temperatura ambiente hasta la hora de tomarlos, ya que es a temperatura ambiente a  la que debemos tomar este magnífico queso para disfrutar de todo su sabor.

Servimos acompañados de una copa de Chicote, y disfrutamos de cada bocado.