Este carpaccio o ensalada no dejará a nadie indiferente por su colorido y sabor. Es una forma muy bonita de presentar en la mesa navideña. Aunque también podéis ponerlo en forma individual. De cualquier forma gustará a todos.

El caviar blanco de Sierra Nevada es uno de los productos más exclusivos de la Marca Sabor Granada. Y no es para menos, un producto gourmet que es digno de los platos realizados por los mejores cocineros. Pero no por ello deja de ser un producto asequible para todos nuestros hogares. Porque el bote pequeñito da mucho de sí y vestirá de fiesta todas vuestras elaboraciones.  Son huevas de caracol de la especie Helix Aspersa Muller, extraídos y elaborados de manera manual y artesanal. Y en su página web podéis encontrar numerosas recetas con tan estupendo manjar. Os animo a que lo probéis, seguro que os sorprenderá. Además fue premiado en la última edición de Madrid Gourmet, entre más de 1300 productos, como finalista al producto más versátil. Con eso os podéis hacer una idea de la de juego que da en la cocina.

También os enseño un nuevo AOVE que ha entrado a formar parte de la familia de Sabor Granada, el AOVE ecológico Arkilakis. Un AOVE que proviene de La Puebla de Don Fabrique.  El aceite Arkilakis, adquiere aromas de alta montaña, pinos encinas, sabinas y hierbas aromáticas (espliego tomillos romeros madreselva salvias) ya que se encuentra rodeado de monte mediterráneo, además de los inherentes a la variedad que se cultiva, en este caso picual y pequeño porcentaje de hojiblanca.

Vamos con la receta.

INGREDIENTES:

  • 1 aguacate
  • 1 manzana
  • Langostinos cocidos
  • Una guindilla
  • Unos tomates cherry
  • Un poco de zumo de limón
  • Sal con hibiscus (podéis ponerle sal común)
  • Caviar Blanco de Sierra Nevada
  • AOVE Arkilakis

PREPARACIÓN:

Pelamos el aguacate y lo cortamos en láminas finas. Disponemos sobre el plato de servicio. Cortamos la manzana también en láminas, sin pelar, y la disponemos por encima del aguacate. Rociamos con un poco de zumo de limón para que no se oxiden ni aguacate ni manzana. Añadimos la guindilla cortada en rodajitas. Disponemos los langostinos cortados por la mitad por encima. También cortamos los cherry en rodajitas y añadimos al plato. Añadimos la sal. Coronamos el plato con las huevas de caracol distribuidas por encima. Y regamos con nuestro AOVE. Servimos inmediatamente.

Es un plato fresco y con lo mejor de nuestra dieta mediterránea. Desde luego que os sorprenderá tal conjugación de sabores.

Lidia.