Casi siempre cuando tenemos en mente las chuletillas de cordero pensamos directamente en ellas preparadas a la plancha, al horno o a la brasa, sin más preparación que un poco de sal, ajo y perejil. Pero existen otras múltiples posibilidades de prepararlas. En esta ocasión las hemos rebozado en pan rallado y almendras trituradas para darle un toque diferente. Además para aderezarlas las hemos acompañado de una salsa de yogur griego que las complementa la perfección.

Las chuletillas de cordero proceden de Loja, concretamente de Covecol, La Asociación de Ganaderos Criadores de la Raza Ovina Lojeña del Poniente Granadino, que es una organización de criadores de pura raza cuyo fin es la defensa, promoción y difusión de la raza ovina Lojeña.

El AOVE usado en la receta, tanto para freír las chuletillas como para la salsa de yogur griego es el Amarga y Pica, de la Cooperativa San Sebastián de Benalúa de las Villas, un aceite de oliva virgen extra de categoría superior obtenido directamente de aceitunas en cosecha temprana y sólo mediante procedimientos mecánicos.

Hemos maridado la receta con el vino tinto Rey Zagal Crianza, de las Bodegas Al Zagal. Un coupage de uva Tempranillo y Cabernet Sauvignon, criado en barrica de roble francés y americano durante 6 meses y que ha obtenido números premio en concursos tanto nacionales como internacionales.

Vamos con la receta.

INGREDIENTES:

  • 12 Chuletillas de cordero de Covecol
  • 2 huevos
  • Pan rallado
  • 100 gr. de almendra molida o entera (yo la he usado entera y luego he triturado para así poder apreciar los trocitos de almendra crujientes)
  • Perejil
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de Oliva Virgen Extra Amarga y Pica
  • Para la salsa de yogur griego:
  • Un yogur griego sin azúcar
  • 1 cucharada de AOVE Amarga y PIca
  • Unas hojas de hierbabuena
  • Un poco de zumo de limón
  • Sal
  • Pimienta
  • Para maridar:
  • Vino tinto Crianza Rey Zagal

PREPARACIÓN:

Salpimentamos las chuletillas de cordero y reservamos. Batimos dos huevos y preparamos en un plato. Trituramos las almendras (en caso de ponerlas enteras) y mezclamos con  pan rallado y con un poco de perejil picado. Vertemos la mezcla en otro plato. Pasamos las chuletillas con por el huevo y posteriormente por el rebozado. Freímos en abundante aceite de oliva virgen extra.

Mientras tanto preparamos la salsa de yogur, triturando y emulsionando hasta que quede perfectamente integrada.

Vamos sacando las chuletillas y depositando sobre papel de absorbente. Servimos acompañadas de la salsa de yogur griego y una ensalada de canónigos o rúcula.

Espero que os guste.

Lidia de la O.