Durante años las ensaladas han estado relegadas en gastronomía a platos insulsos que no aportaban nada complaciente a nuestra dieta, pues bien hace años que esa idea quedó desterrada de nuestras cocinas, y hoy en día es tal el repertorio de ensaladas que existe, en parte gracias a la globalización, que lo último que haremos será aburrirnos con ella.

La de hoy es una de  esas ensaladas que gustan si o si, porque tenemos unos ingredientes, que aunque, la mayoría de las veces no forman parte de una ensalada, en esta ocasión sí que los hemos añadido, porque la combinación es perfecta. El jamón ibérico está rico  en todas sus formas por lo que le da un toque especial a la ensalada.

Pero es que las pipas le aportan también un toque muy chic a la ensalada, y además estas pipas no son unas pipas cualesquiera, sino que son pipas con chipotle, riquísimas y con un ligero toque picante, que comercializan en Eyma, y que con éstas y otras variedades siguen aportando mucha originalidad a todos sus productos.

Los tomates cherry son de la Costa Tropical, del Grupo La Caña, y en su página web podéis encontrar todos los productos que comercializan con un calendario de recolección para cada producto, con lo útil que resulta esa información. Se trata de una de las empresas punteras en nuestra provincia en el sector de las hortalizas cuyo ámbito de actuación cruza fronteras.

INGREDIENTES:

  • Canónigos
  • Tomates cherry La Caña
  • Pipas Spicy de Eyma
  • Queso mozzarella o cualquier queso de cabra (de los que tenemos en la marca)
  • Jamón ibérico (tenéis donde elegir en Sabor Granada)
  • Aceite de oliva virgen extra (también tenemos un amplio repertorio en la marca)
  • Sal
  • Vinagre balsámico (opcional)

PREPARACIÓN:

Lavamos bien los canónigos y disponemos sobre un plato o fuente de servir. Añadimos el queso cortado en trozos o en bolitas si ya lo comercializan así. Añadimos las pipas, en abundancia, le da un toque estupendo a la ensalada así que añadirlas sin  miedo.

Añadimos la sal y el AOVE. Por último añadimos el jamón en lonchas (lo compraremos ya loncheado o cortaremos nosotros).

Si queremos añadir también un poco de vinagre balsámico es el momento de hacerlo.

A la hora de servir, removemos bien para que se integren todos los ingredientes y disfrutemos de ellos en cada bocado.

Se me antoja que es un plato perfecto para estos días de calor que aún tenemos y se convierte en una cena perfecta o el acompañamiento perfecto para otro tipo de plato en el almuerzo.

Lidia de la O.