Hoy una receta para los más peques de la casa. Hemos preparado unos fingers de pollo rebozados con maíz tostado. Los fingers de pollo no son más que tiras de pollo empanado, que reciben el nombre de fingers porque recuerdan a los dedos. Normalmente llevan un empanado o rebozado de huevo y pan rallado, pero hoy le he introducido el maíz tostado para darle un extra de crujiente. Además hemos maridado el plato con un vino sin alcohol muy especial y que gusta mucho a los niños.

Empezamos por conocer el maíz tostado de Tostaderos Sol de Alba, en esta ocasión le hemos puesto maíz tostado con sabor barbacoa. La empresa está situada en Peligros y desde 1978 están dándole sabor a la vida con sus pipas, maíz tostado, revueltos u otras especialidades, innovando en sabores, diseños o  formatos, que le han valido como premio la exportación de sus productos a numerosos países extranjeros. Una empresa de total confianza en el sector y de la que podemos sentirnos orgullosos los granadinos.

Al igual que Industrias Espadafor, que hoy viene con uno de  sus productos estrella, un vino sin alcohol que ya tenía ganas de que apareciera por aquí, porque su nombre es el emblema de mi pueblo: Castillo de Salobreña.  Se trata de una bebida refrescante sin alcohol elaborada a base de mosto de uvas y manzana y que gusta mucho a los niños. Bueno, niños y no tan niños, porque después de más de 35 años en el mercado es líder de ventas en su sector, de hecho en muchos bares ya se pide así: “quiero tomar un Salobreña”.

 

Vamos con la receta.

INGREDIENTES (Con estas cantidades salen bastantes, por lo que podéis prepararlos y congelar la mitad para otra ocasión, como hice yo):

  • 750 gr. de pechuga de pollo deshuesada y sin piel
  • Sal
  • 2 huevos
  • 100 gr. de pan rallado
  • 200 gr. de maíz tostado sabor barbacoa de Tostaderos Sol de Alba
  • Aceite de oliva virgen extra para freír los fingers
  • Vino blanco Castillo de Salobreña de Industrias Espadafor para acompañar

PREPARACIÓN:

Lavamos y cortamos la pechuga en tiras delgadas. Salamos. Batimos dos huevos y dejamos dentro las tiras de pollo  durante unos minutos. Mientras tanto trituramos el maíz tostado con un robot de cocina o con el mortero (esta última opción nos llevará mucho más tiempo). Mezclamos el maíz tostado con el pan rallado.

Vamos sacando las tiras del huevo una a una y rebozando en la mezcla de de pan rallado y maíz tostado. Freímos en una sartén con abundante aceite bien caliente durante unos minutos por cada lado, hasta que veamos que los fingers están dorados. Vamos sacando y dejando sobre papel absorbente para que suelten el exceso de aceite.

Servimos acompañados de una ensalada o patatas fritas y de una copita de “Salobreña”.

Lidia de la O.