En Navidad no todo son carnes, pescados y aperitivos, la pasta también juega un papel importante, porque si la vestimos de fiesta se puede convertir en un almuerzo de lujo para los nuestros. En esta ocasión he usado una pasta típica de épocas navideñas llamada galets que va rellena de una mezcla deliciosa de gambas y puerros. Y la salsa que le hemos puesto lleva una de nuestras ginebras granadinas, la Gin Zari.

GIN-ZARÍ nace en la cabeza de Patricia Gijón, una farmaceutica de profesión y creadora de vocación. La ginebra tiene una base de tequila. Es una ginebra con orígenes humildes, nace en un pequeño alambique de cobre de tres litros en la cocina de nuestra creadora. Tras la gran aceptación que tuvo el producto final en Madrid, se decide destilar para vender en distintos locales nacionales e internacionales.

Hemos maridado esta pasta tan deliciosa con uno de los primeros vinos granadinos que se dio a conocer fuera de nuestras fronteras. El vino Calvente elaborado en la bodega de Horacio  Calvente en Jete. Un blanco seco de la variedad Moscatel de Alejandría procedente de viñedos viejos de hasta 120 años enclavados en el paraje de La Guindalera. Expresa la complejidad, finura y olores de la uva, suelo y clima del que procede, apareciendo aromas frutales (melocotón, pomelo, piña), florales (azahar) y mientras el paso de boca se presenta elegante, fresco, equilibrado y con un final ligeramente amargo propio de la variedad, además de recuerdos a melocotón y piña. Uno de los pocos vinos españoles recogidos en la prestigiosa guía “The 1001 Wines 

Vamos con la receta.

INGREDIENTES (para 4 personas) :

  • 6 galets por persona
  • 500 gr. de gambas peladas y cocidas
  • 2 puerro
  • 400 gr. de nata fresca (Crème fraîche)
  • 100 ml. de ginebra
  • Tomillo fresco
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra (podéis elegir cualquiera de los que tenemos en Sabor Granada)

PREPARACIÓN:

En una olla grande ponemos a cocer la pasta en abundante agua hirviendo. En una sartén con un fondo de AOVE rehogamos el puerro cortado en rodajitas hasta que esté transparente. Añadimos las gambas y salteamos, salpimentamos. Añadimos un poco de ginebra y dejamos cocinar unos minutos. Rellenamos la pasta con el relleno.

En la misma  sartén sin lavar añadimos una cucharada de AOVE y vertemos la nata fresca, una vez que esté caliente añadimos la ginebra y dejamos cocinar hasta que se evapore el alcohol. Servimos la pasta rellena con un poco de salsa y tomillo espolvoreado por encima.

Acompañamos con una copita de vino Calvente.

Pues os dejo con una propuesta riquísima que seguro os va a encantar.

Lidia de la O.