Hasta hace unos años en casa los huevos rellenos que tomábamos eran los tradicionales huevos rellenos de atún con tomate y mayonesa, siempre en frío. Hasta que descubrí la forma de tomarlos calientes, de dos formas distintas, unos huevos rellenos rebozados y fritos y esta modalidad que os traigo hoy que vienen rellenos de pisto  y coronados con bechamel, y terminados al horno.

Está claro que el pisto podéis prepararlo en casa, pero sería más laborioso, y si queremos prepararla de forma rápida tenemos la opción de usar un pisto preparado en conserva. Pisto con verduras ecológicas que nos traen desde Florentina Cocina. Una Salsa artesanal 100% natural, 100% vegetal, 100% ecológico y apta para veganos y vegetarianos, libre de aditivos, conserva todas las propiedades de ingredientes entre los que destacan las vitaminas del grupo B, C y E el beta caroteno y el licopeno fuertes antioxidantes y anti cancerígenos y cuyos Ingredientes son cebolla, agua, aceite de oliva, vino, pimiento seco, tomate seco, ajo, sal, laurel y especias.

 

Los huevos los hemos acompañado con un nuevo vinazo de los que tenemos en Granada, el Ollero, de la bodega Haza del Lino,. Un vino con crianza en bárrica, ecológico como el resto de vinos de la bodega que no pasan por ningún tipo de filtración, lo que le hace que se convierta en unos vinos totalmente naturales con conservan todo su sabor, esencia y fuerza.

 

Vamos con la receta.

INGREDIENTES:

  • Huevos (dependerá de los comensales)
  • Pisto de Florentina Cocina
  • Para la bechamel:
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina
  • Medio litro de leche entera
  • Sal
  • Pimienta
  • Queso rallado para gratinar

PREPARACIÓN:

Ponemos a hervir una cacerola con abundante agua, y cuando llegue a ebullición introducimos con cuidado los huevos. Cocemos durante 12 minutos. Metemos en agua fría bajo el grifo y dejamos en esa agua fría hasta la hora de pelarlos.

Una vez que los pelemos los cortamos en dos y reservamos las yemas. Mezclamos el pisto con un par de yemas de huevo cocidas y rellenamos los huecos de los huevos con la mezcla.

Preparamos la bechamel poniendo en una sartén la mantequilla y cuando se derrita añadimos la harina y rehogamos unos minutos, añadimos la leche y sin dejar de remover espesamos la mezcla. Ponemos un montoncito de bechamel sobre cada huevo y añadimos queso rallado. Gratinamos en el horno unos minutos, hasta que el queso se dore.

Servimos acompañados de una ensalada de rúcula y de nuestro vino Ollero.

Feliz fin de semana.