Hoy de nuevo no nos vamos a complicar mucho en la cocina, porque a veces para tomar un bocado delicioso no hace falta elaboraciones complicadas. Se acercan periodos de vacaciones largas y la receta de hoy es ideal para llegar de la playa y en diez minutos sentarnos a la mesa a comer y a disfrutar. El contraste de sabores de nuevo entusiasma en la boca, porque de nuevo hemos introducido en la receta unos ingredientes con mucha personalidad.

Empezamos por el queso “cabreado”.  Es curioso porque de primeras llama la atención de este queso su nombre. Y es que desde Salsas
Sierra Nevada
no dejan de sorprendernos, y ahora con un queso con polvo de chipotle que está de lujo, ese toque picante le confiere una personalidad a este queso muy especial. En mi casa ha pasado la prueba de fuego, a mis niños, que no son amantes del picante, les ha encantado. Un producto recomendable cien por cien.

Y en cuanto al chutney de calabaza, de nuevo os enseñamos un producto de Plain & Simple. Este chutney es de los más populares, combina a la perfección el sabor a especias, el vinagre y el dulce de la calabaza, y está tan bueno que dan ganas de tomarlo a cucharadas, y una idea que nos da Susana, su creadora, es ponerlo en las hamburguesas dándole un toque gourmet a las mismas.

Vamos con la receta.

INGREDIENTES:

  • Un solomillo de cerdo
  • Queso “cabreado” de Salsas Sierra Nevada
  • Chutney de calabaza Plain & Simple
  • Sal
  • Pimienta
  • AOVE (cualquiera de la gran variedad que tenemos en Sabor Granada)

PREPARACIÓN:

Limpiamos bien de grasa el solomillo y cortamos en medallones. Salpimentamos. Ponemos al fuego una plancha y añadimos unas gotas de un buen AOVE. Doramos por uno de los lados y cuando le demos la vuelta al medallón ponemos sobre el mismo una lonchita de queso y continuamos en el fuego unos minutos más, hasta que el solomillo esté cocinado.

Sacamos y servimos con una cucharadita de chutney por encima. Podemos acompañarlo de una ensalada y se convierte en una almuerzo o cena completo, también podemos servirlo a modo de pincho, para una cena de picoteo. De cualquier forma, de lo que estoy segura, es que cautivará a todo el que lo pruebe.

Feliz fin de semana.

Lidia de la O.