¡Cómo me gusta el verano! Es la época ideal para disfrutar del aire libre, de nuestras terrazas, de nuestros amigos, de nuestra familia…., en definitiva, en verano cualquier excusa es buena para abrir una botella de vino y tomarla en la mejor de las compañía, y si la acompañamos de un platito de estos mejillones que os traigo hoy, la velada será perfecta. Porque estos mejillones en salsa de Bloody Mary están para ponerle un pisito….y si no probadlos y ya me diréis.

He usado para la receta el Bloody Mary de Juan Ranas. Se trata de un preparado a base de zumo de tomate ecológico, zumo de limón ecológico, salsa Worcestershire, sal, especias, salsa tabasco y apio. Un preparado destinado a preparar el famoso cóctel Bloody Mary, y al que sólo tendríamos que añadir un poco de vodka para conseguir un Bloody Mary de 10. Nosotros en lugar de preparar el famoso cóctel hemos preparado con él una deliciosa salsa para los mejillones para chuparse los dedos.

Y además hemos maridado el plato con uno de los buques insignia de los vinos blancos granadinos, el Mencal, de bodegas Pago de Almaraes. Vino blanco seco, cuyo coupage está formado por variedades Moscatel, Chardonnay, Sauvignon Blanc  y Torrontés, aprovechando de esta forma la diversidad orográfica y climática que permiten el cultivo de máxima calidad de gran número de variedades de uva. Un gran vino que año a año va acumulando numerosos reconocimientos nacionales e internacionales.

Y ahora vamos con la receta.

INGREDIENTES:

  • Para cocer los mejillones:
  • 1 kg de mejillones limpios
  • 1 vaso de agua
  • El zumo de medio limón
  • 1 hoja de laurel
  • Para la salsa:
  • 1 botellita de Bloody Mary Juan Ranas
  • Un chupito de vodka
  • 1 diente de ajo
  • 1 guindilla
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra (ya sabéis la variedad que tenemos en Sabor Granada)
  • Perejil picado

PREPARACIÓN:

En una olla mediana añadimos los mejillones limpios, el agua, el zumo de limón y la hoja de laurel. Tapamos con una tapadera y esperamos a que se abran todos los mejillones.

Mientras, en una sartén añadimos un fondo de AOVE y rehogamos en él el diente de ajo en rodajas y la guindilla también en rodajas. Una vez rehogados añadimos el Bloody Mary y el vodka, dejamos reducir unos minutos y rectificamos de sal. Añadimos los mejillones e impregnamos bien éstos de la salsa, servimos inmediatamente con el perejil picado por encima.

Acompañamos de una copa de vino blanco Mencal bien fresquita.

Lidia de la O.