Otra propuesta para las comidas navideñas es este pollo a la cerveza al horno. El pollo suele gustar a grandes y a pequeños, y presentado de una forma bonita viste nuestras mesas de fiestas. El nuestro va bañado en cerveza, rociado con aceite de oliva virgen extra y aliñado con un poco de zumo de limón. Y como guarnición unos gajos de patatas a las finas hierbas también al horno. ¿Os vais a resistir?

INGREDIENTES PARA EL POLLO A LA CERVEZA AL HORNO:

  • Un pollo entero de aproximadamente 2.5 Kg, limpio y con piel
  • 1 cerveza Portolobo Trigo y otra para maridarlo después
  • Aceite de oliva virgen extra Diez+Oro
  • El zumo de un limón
  • 3 patatas
  • Romero fresco
  • Tomillo fresco
  • Sal
  • Pimienta

 

La Cerveza Portolobo nace en el corazón de la sierra de Huétor Santillán, en Granada, a la falda del parque natural. Es elaborada de forma artesanal, con materia prima de la mejor calidad. La variedad de trigo es una cerveza con intenso aroma a frutas de hueso, mermelada y miel. Destacan también aromas a panadería, masa madre y pan recién horneado. Tiene una entrada en boca dulce con recuerdos a cereal, corteza de pan y especias.

Entre los ingredientes encontramos el aceite de oliva virgen extra Diez+Oro de la Almazara Perpetuo Socorro, un aceite de variedad picual Premium premiado en los últimos premios del AOVE Sabor Granada en la categoría de mejor envase. Se trata de una botella lacada en blanco nácar con tapón antigoteo, inviolable e irrellenable.

PREPARACIÓN DEL POLLO A LA CERVEZA AL HORNO:

Salpimentamos el pollo, ponemos en una bandeja de horno y rociamos un buen chorreón de aceite por encima. Después añadimos la mitad de la cerveza e introducimos en el horno precalentado a 200 grados durante media hora. Añadimos después la otra mitad de la cerveza y dejamos hornear media hora más.

Pasado este tiempo ponemos las patatas con piel y cortadas en gajos con un chorreón de aceite, sal y las hierbas aromáticas picadas por encima e introducimos en el horno en una bandeja durante una hora más o menos. Si vemos que el pollo se dora en exceso sacaremos antes y si son las patatas las que se doran en exceso antes del que el pollo esté hecho sacamos estas, dependerá de la potencia de vuestro horno y del tamaño del pollo y de las patatas.

Sacamos y servimos en una fuente junto con las patatas. Acompañamos de una cerveza de trigo Portolobo.

Lidia de la O.

Atrapada en mi cocina.