Estamos a dos días de Nochebuena y seguro que aún hay alguien que no sabe qué preparar, bien porque se le haya echado el tiempo encima o porque no le guste la cocina en exceso. Pues la verdad es que esta receta de hoy es un plato ideal para ocasiones festivas pero que se prepara en media hora, por lo que no tenéis que prepararla con mucha antelación, o sólo tenerla preparada para darle un toque de cinco minutos de horno al final. Es una receta de diez que aprendí de mi amiga Ana y que siempre triunfa, vaya donde vaya, y no hay Navidad que no la prepare en casa.

Los solomillos en esta ocasión los he puesto ibéricos, concretamente de la empresa Jamones Rodona, que aunque por su nombre parezca que sólo se dedican a los jamones también tienen carne ibérica, embutidos y quesos. Tienen su sede en Gójar y fue fundada en 1995 por Jesús Rodríguez Vedia, emprendedor proveniente de una familia dedicada a la crianza y elaboración de productos derivados del cerdo ibérico. Jesús aporta su experiencia en el proceso comercial y de producción, obteniendo como resultado una familia de productos de alta calidad que actualmente son consumidos y afamados en toda España y en buena parte de Europa.

 

El Aceite de oliva virgen extra que he usado para la receta ha sido el DCOOP , un AOVE que comercializa la Cooperativa San Isidro de Deifontes. Se trata de un  Aceite de oliva Virgen Extra extraído en frío, de variedad Picual, baja acidez color amarillo dorado, con sabor y olor frutado, agradable al paladar y de una gran estabilidad, protegido y garantizado por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen “Montes de Granada”. La Cooperativa fue fundada en 1960 y está caracterizada por la producción, elaboración, envasado y comercialización de uno de los mejores Aceites de Oliva Virgen Extra de Andalucía, honrándose de ser el motor de desarrollo rural y económico de la zona, investigando y aplicando siempre las últimas tecnologías y prácticas de cultivo del olivar con un respeto extremo hacia el medio ambiente, así como al delicado proceso de extracción, selección y envasado del zumo de la aceituna.

El alioli de sobrasada de la receta también lleva miel, y en esta ocasión le he puesto miel de romero, de Arana Miel, empresa ubicada en Iznalloz, que comercializa miel de romero, mil flores y polen de abejas, 100% naturales, sin conservantes ni aditivos añadidos. Ofrecen una amplia variedad de envasados de la miel que recogen en nuestra tierra. Centrados en la zona de Granada, las colmenas se sitúan en la zona de los Montes Orientales, especialmente en Sierra Arana. También comercializan caramelos de miel, jarabe de propoleo y jalea real.

Para una ocasión tan especial he acompañado el plato con un surtido de panes de Panadería y Pastelería Molino. Desde Motril una Panadería-Pastelería con más de 50 años de experiencia en el sector, que apuesta por el pan 100% NATURAL, libre de aditivos y elaborado con masa madre de Harina Ecológica.  Son 26 trabajadores los que dispone esta empresa, repartida por el obrador principal, con cafetería incluida, o por los despachos de pan que tienen repartidos en Motril y Vélez de Benaudalla. Todo un lujo poder visitar su obrador a primera hora de la mañana y descubrir de la mano de Carlos, “el panadero jefe”, todas las maravillas que salen de sus hornos, como estos panes que decorarán vuestra mesa navideña sólo con su presentación.

Y para acompañar tan suculento plato y exclusivo pan tenemos un vino de altura también, con el que poder brindar en estas Navidades, el vino tinto Joven Jabalcón de Bodegas Jabalcón, de Baza.  Procedentes de viñedos propios, situados a más de 700 metros de altura se cultivan las variedades de Tempranillo, Cabernet Sauvignon y Garnacha, que dan origen a este vino joven. Esta gran altura confiere al vino una serie de matices que lo hacen único, ya que permiten una maduración y lenta a lo largo del tiempo. La bodega tiene además otras variedades, un roble, un rosado y un blanco, junto con, quizás el más conocido de sus vinos, el crianza, denominado Cerrojo.

Y ahora vamos con la receta:

INGREDIENTES:

  • Dos solomillos ibéricos de Jamones Rodona
  • Bacon ahumado
  • Sal
  • Pimienta
  • Para el alioli de sobrasada:
  • Un diente de ajo
  • Sal
  • 1 huevo
  • Unas cucharadas de aceite de oliva virgen extra DCOOP
  • 50 gr. de sobrasada
  • 2 cucharadas de miel de Arana Miel
  • Una cucharada de azúcar moreno
  • Para acompañar:
  • Surtido de panes de Panadería y Pastelería Molino
  • Vino tinto joven Jabalcón

 

PREPARACIÓN:

Limpiamos los solomillos de grasa y cortamos en trozos de unos tres dedos de grosor. Salpimentamos éstos y enrollamos cada trozo con una loncha de bacon ahumado. En una sartén con un poco de AOVE doramos los solomillos hasta que veamos que dejen de estar crudos, dándoles la vuelta por todos lados. Reservamos.

 

Mientras, preparamos el alioli. En el vaso de una batidora de mano añadimos el aceite,  sal, el diente del ajo y el huevo y empezamos a batir sin mover el brazo de la batidora, cuando empiece a espesar añadimos un poco más de aceite y seguimos batiendo con movimientos circulares de abajo a arriba. Una vez espesado añadimos la sobrasada y la miel y batimos un poco hasta integrar. Dejamos de batir.

 

Disponemos en una fuente de horno los trozos de solomillo y encima vamos poniendo pegotes de alioli. Vertemos un poco de azú         car moreno por encima y llevamos al horno, precalentado a 180º, durante unos cinco minutos. Retiramos y servimos acompañados de un poco de ensalada.

Bueno, y hoy no me queda más que desearos que paséis una estupenda Navidad rodeado de todos los vuestros, alrededor de una buena mesa disfrutando de lo mejor que nos ofrece nuestra tierra, el sabor de Granada, nuestro Sabor Granada.

Feliz Navidad.