Tartar de Aguacate y tomate

Soy Lidia de la O, editora del blog Atrapada en mi cocina desde 2010, blog en el que desde el principio he compartido recetas asequibles para todo el público en general. Siempre he dicho que en la cocina el principal ingrediente para que una receta salga bien es el amor con el que se cocina. Pero es que además en Granada disponemos de los mejores ingredientes que pueden acompañar esas ganas de cocinar. En Sabor Granada se han reunido las mejores marcas que ponen el sello de calidad a nuestra gastronomía. Y desde la marca se me ha encomendado la labor de promocionarlos y darlos a conocer tanto dentro como fuera de nuestra provincia. Durante estos meses vamos a ver desfilar por el blog ingredientes extraordinarios que se han elaborado en nuestra provincia, juntos van a convertirse en recetas de lo más apetecibles que, a la vez, van a ser maridadas con nuestros excelentes vinos, cervezas, rones, ginebras….etc….  Por lo tanto, vamos ya a comenzar con esta andadura sin más dilación y con la primera receta.

Seguimos con un clima que nos permite tomar aún recetas frías, y aprovechando que los aguacates se encuentran en su mejor momento hemos preparado este tartar, donde hemos conjuntado ingredientes que combinan a la perfección y que al llevar a la boca nos harán sentir una estupenda sensación.

 

Los aguacates son de la Costa Tropical, al igual que los tomates cherry usados en la receta. También hemos puesto en la receta un ajoblanco artesanal y totalmente ecológico que se realiza en la Alpujarra, en el pueblo de Laroles. Desde Florentina Cocina nos ofrecen un ajoblanco para untar, y que yo he usado mezclado en el propio tartar con el aguacate y el tomate, y en la base con la cecina de Graná. La historia de Belén nos lleva a su abuela, la que da nombre a la empresa y que era una estupenda cocinera, de ella Belén ha sacado la buena mano en la cocina y nos deleita con algunas de sus salsas preferidas, preparando un pisto preparado con verduras asadas, pasando por una salsa de caracoles, por el Ajillo Alpujarreño hasta llegar a este ajoblanco. En su elaboración los ajos se pelan a mano, sin ningún tipo de artilugio que no sea más que las manos de Belén o su hijo, que son los que trabajan en ello.

La cecina no es típica de Granada, pero desde Entresierras nos la preparan para convertirla en una auténtica Cecina de Graná. Cesar Romero, propietario de Industrias Cárnicas Entresierras de Huéscar nos ofrece esta cecina de ternera, además de otros productos derivados del cerdo como su famoso lomo en cáscara.

Y desde Montillana nos llega un AOVE estupendo con el que poder disfrutar de un plato como éste, el Aceite de Oliva Virgen Extra Hechizo Andaluz. Los AOVES Hechizo Andaluz son de variedad Picual y son elaborados con aceitunas recogidas en su estado óptimo de maduración  y posterior tratamiento con las técnicas más avanzadas para conseguir que permanezcan inalteradas las propiedades físico-químicas y organolépticas del producto.

Hemos maridado con un vino de las Bodegas Vertijana, de Polícar, el Vertijana 3. Se trata de un coupage de uva tempranillo, cavernet sauvignon, syrah y merlot. Lleva una crianza de doce meses en barrica de roble francés y americano.  De bonito y vivo color rojo cereza con ribetes carmín, este vino de gran intensidad aromática nos muestra una nariz llena de fruta roja, toque de ahumados, lácteos, torrefactos y ciruela madura. Potente y golosos en su entrada en boca, con una acidez muy equilibrada, paso largo y seguro, con sensual pos gusto de mermelada de frutas.

Y vamos con la receta que elaboraremos con los siguientes ingredientes:

  • 1 aguacate
  • 125 gr. De tomates cherry
  • Cecina de Graná de Entresierras
  • Ajoblanco de Florentina Cocina
  • Aove Hechizo Andaluz
  • El zumo de medio limón
  • Sal
  • Para maridar: Vertijana 3

 

PREPARACIÓN:

Pelamos y picamos el aguacate en trocitos pequeños, rociamos el zumo de medio limón para que no se nos oxide. También picamos los tomates cherry bien picaditos. Mezclamos y aliñamos con el aceite y la sal. Añadimos cecina bien picadita. Rebajamos un poco la pasta de ajoblanco con agua, para hacerlo un poco más ligera y añadimos a la mezcla anterior.

 

Por otro lado mezclamos unos taquitos de cecina con la pasta de ajoblanco (ésta sin rebajar, tal cual). Preparamos un aro de emplatar y disponemos sobre el plato donde vayamos a servir el tartar. Dentro ponemos, a modo de base, la mezcla de ajoblanco y la cecina. Extendemos bien y encima disponemos la mezcla de aguacate. Llevamos al frigorífico y enfriamos una media hora mínimo. A la hora de servir le ponemos unas lonchas finitas de cecina.

Lidia de la O. Atrapada en mi cocina