Siempre que tenemos invitados en casa recurrimos a los socorridos volovanes de hojaldre que vienen tan bien para rellenar de cualquier cosa. Se encuentran con mucha facilidad en cualquier súper, pero la verdad es que yo de vez en cuando los preparo en casa. Con una plancha de hojaldre y dos cortadores circulares de distinto tamaño podemos prepararlos fácilmente, aunque no quedan tan perfectos como los comprados, sino algo más rústicos. En esta ocasión los he rellenado de sabores muy interesantes: una crema ligera de aguacate, con un paté de sardinas con mucha personalidad y una mermelada de AOVE que corona perfectamente el bocado de lujo que hoy os ofrezco.

El paté de sardinas saladas proviene de la empresa Cobasal, una empresa de salazones y ahumados que está pegando muy fuerte, y que no están en la costa, como puede ser lo normal, si no que provienen de Baza, y están especializados en  sardinas.

La mermelada de AOVE también viene de Baza, de la empresa Delicias de Alicia. Una mermelada muy especial que Alicia nos trae para maridar platos exquisitos.  La materia prima usada por Alicia para ésta y su amplio repertorio de mermeladas es de primera, y siempre de la zona de Baza.

Vamos con la receta.

INGREDIENTES:

  • 1 plancha de hojaldre refrigerado
  • 1 yema de huevo para pintar el hojaldre
  • Para la crema de aguacate:
  • 1 aguacate maduro
  • 2 cucharadas de queso crema
  • Un poco de zumo de limón
  • Sal
  • Pimienta
  • Paté de sardinas saladas de Cobasal
  • Mermelada de AOVE de Delicias de Alicia

PREPARACIÓN:

Estiramos la plancha de hojaldre. Con la ayuda de un cortador mediano redondo liso cortamos círculos procurando que sea número par, y cortando lo más cerca posible uno de otro para no desaprovechar mucho hojaldre. Disponemos la mitad de los círculos, separados entre ellos en una bandeja. El resto los cortamos en el interior con el  cortador más pequeño. Batimos la yema de huevo y pintamos todos los círculos que tenemos en la bandeja. Disponemos encima de cada círculo los aros que hemos cortado, pintamos también de huevo esta capa. Pinchamos con un tenedor el interior para que no suba. Los círculos interiores que no nos sirven para nada los horneamos también por si queremos después tapar el volován con él. Horneamos a 180 grados durante unos 20 minutos hasta que estén dorados. Sacamos y dejamos enfriar.

Una vez fríos preparamos la crema de aguacate. Pelamos el aguacate y trituramos. Añadimos un poco de zumo de limón, salpimentamos y añadimos dos cucharadas de queso crema. Trituramos todo hasta que se integren los ingredientes. Introducimos en una manga pastelera y rellenamos el volován con la crema.

Introducimos también en una manga pastelera el paté de sardina y añadimos encima de la crema de cada volován.

Y, por último, con la ayuda de una cucharilla vamos depositando un poco de mermelada de AOVE sobre el paté de sardina. Servimos inmediatamente.

Probadlo y ya me contáis qué sensación os aporta la combinación de sabores.

Feliz fin de semana

Lidia de la O.