Se acercan vertiginosamente las fiestas navideñas y los aperitivos forman parte importante de los almuerzos y cenas. Desde hace unos años estos yogures de foie forman parte de mi repertorio y son ideales porque se convierten en un aperitivo diferente a los típicos a los que estamos acostumbrados. La combinación es perfecta y la terminación con los pistachos le aporta un toque crujiente ideal.

Podéis poner la mermelada del sabor que más os guste, yo siempre voy variando, pero en esta ocasión he puesto la de frambuesa porque le da un contraste muy bueno al foie. Esta mermelada nos las traen desde Plain & Simple, una empresa muy conocida por sus espectaculares chutneys (ya os he enseñado varios en muchas recetas) y por sus exquisitas mermeladas, todo realizado con la mejor materia prima, la que tiene Susan, su creadora, en su maravilloso huerto en Deifontes que tuve ocasión de visitar el pasado verano.

Desde Gójar, de Frutos Secos Eyma nos llegan los riquísimos pistachos. Todas las gamas de productos de la empresa pretenden aportar lo mejor de los frutos secos y a veces también un punto de innovación, como os he mostrado en otras recetas. La empresa está mirando día a día al futuro invirtiendo en la mejor maquinaria y materia prima para sorprendernos cada vez más.

Vamos con la receta.

INGREDIENTES (para tres yogures como los de la foto, pero si queréis  más cantidad podéis doblar ingredientes o servirlos en vasitos más pequeños):

  • 100 gr. de foie mi-cuit
  • 1 yogur griego sin azúcar
  • Mermelada de frambuesa de Plain & Simple
  • Pistachos de Frutos Secos Eyma
  • Podéis añadir un chorreoncito de vino dulce, aunque eso es opcional

PREPARACIÓN:

Sacamos el foie mi-cuit de la nevera un ratito antes de elaborar los yogures.

Pasado este tiempo mezclamos el foie con el yogur griego (podéis poner un poco de sal si probáis y lo consideráis necesario, aunque eso dependerá de la marca de foie). Si añadimos el vino dulce éste es el momento de hacerlo.

Ponemos en el fondo de los vasitos (podéis servirlo en copitas pequeñas también) una cucharada o dos de mermelada de frambuesas (la cantidad de la mermelada también dependerá del tamaño del vasito). Vertemos encima la mezcla de yogur y de foie. Reservamos en la nevera hasta la hora de servir.

A la hora de servir pelamos los pistachos y los machacamos con la ayuda de un mortero. Echamos un buen puñado por encima de cada yogur de foie y servimos.

Los pistachos no los ponemos antes porque se ablandarían en la nevera, aunque si andáis justos de tiempo podéis tenerlos triturados y envueltos en papel de aluminio para no andar a última hora triturándolos.

Es un aperitivo muy elegante e ideal para quedar muy bien.

Ya me contaréis.

Lidia de la O.