Seguimos llenando nuestras mesas navideñas de propuestas bien ricas. La de hoy es una receta que no falla nunca, que resulta exquisita como entrante para cualquier comida especial, y es que estas zamburiñas gratinadas al aroma de vino espumoso de Granada nos conquistan desde el principio.

INGREDIENTES PARA LAS ZAMBURIÑAS GRATINADAS:

  • 10 zamburiñas congeladas de Mariscos Apolo
  • 10 gambones pelados de Mariscos Apolo
  • Unas cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Media cebolla
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina
  • 400 ml. de leche
  • Sal
  • Pimienta
  • Queso rallado
  • Brut nature Carayol & Castellar (usaremos para la receta una copa y el resto lo dejaremos para maridar con la receta)

Las zamburiñas y los gambones pelados son de Mariscos Apolo, todo un referente del sector del congelado en la provincia de Granada. Las zamburiñas son perfectas para rellenar por su tamaño ideal, y vamos a presentarlas directamente en sus conchas. Y en cuanto a los gambones vienen desvenados por lo que se convierte en un producto muy rico y de muy buena calidad que nos viene genial para cualquier receta de fiesta.

Y en Granada también tenemos vinos espumosos de muchísima calidad como el Brut Nature de Bodegas Carayol & Castellar,  elaborado artesanalmente y a base de uvas autóctonas. Es un vino ideal para tomar maridado tanto con platos salados como dulces, además para enriquecer cualquier plato usándolo en su elaboración, un vino para brindar por todo lo bueno que estar por llegar.

PREPARACIÓN DE LAS ZAMBURIÑAS GRATINADAS:

Lo primero que haremos será descongelar las zamburiñas y los gambones. Lo haremos dentro de la nevera, dejándolas allí desde la víspera. Una vez descongeladas procederemos a preparar la receta. Las conchas de las zamburiñas las lavamos bien y reservamos.

En una sartén ponemos un fondo de aceite y rehogamos la cebolla cortada pequeñita. Añadimos las zamburiñas cortadas en varios trozos y rehogamos unos minutos, por último, añadimos los gambones troceados y media copita de vino espumoso. Salpimentamos y dejamos cocinar unos minutos más, hasta que se evapore  un poco el vino. Ponemos una cucharada de este relleno en cada concha de zamburiñas y reservamos.

Ahora preparamos la bechamel, para ello ponemos una cucharada de mantequilla en una sartén, cuando se derrita añadimos la harina y rehogamos unos minutos, después añadimos poco a poco la leche, sin dejar de remover. Añadimos media copita de vino espumoso. Salpimentamos y dejamos que se espese la mezcla, sin dejar de remover para evitar grumos. Una vez que la bechamel haya espesado añadimos a la zamburiña, cubriendo completamente la concha. Añadimos un poco de queso rallado por encima de cada concha y gratinamos hasta que esté dorada.

Servimos acompañada de una copa de vino espumoso.

Espero que disfrutéis de esta nueva propuesta.

Lidia de la O.

Atrapada en mi cocina.