Las empanadas siempre triunfan cuando la llevamos a una reunión, ya que suelen gustar a todo el mundo, sólo tenemos que preparar un relleno delicioso y, si puede ser, hacer también la masa casera, porque no tiene mucha dificultad y sube muchos enteros. Hemos maridado la empanada con un gran vino, por lo que la propuesta de hoy es, como siempre, más que apetecible.

He usado un lomo curado al aceite de oliva de Jamones Muñoz, empresa de más de 50 años, ubicada en Yegen, en plena Alpujarra granadina. La empresa José Muñoz Soria se dedica a la salazón, curación y comercialización de jamones, paletas y embutidos varios. Dispone de unas instalaciones construidas de más de 2000 metros cuadrados entre cámaras de recepción, salazón y secaderos y una bodega de 700 metros cuadrados para el reposo y maduración del jamón, que le permiten elaborar anualmente unas 60.000 piezas.

Hemos maridado la empanada con el vino Cerrojo, buque insignia de la bodega bastetana Jabalcón. Se trata de un coupage de uvas Tempranillo, Cavernet Sauvignon y Garnacha, con casi doce meses de crianza en barrica de roble americano. Vino, de color rojo carmín, presenta una elegante nariz con notas de frutas confitadas, junto a tonos especiados. En boca es sedoso y aterciopelado, con gran variedad de matices.

Vamos con la receta.

INGREDIENTES:

  • Para la masa de la empanada:
  • 500 gr. de harina
  • 150 gr. de aceite de oliva virgen extra
  • 150 gr. de leche
  • 1 huevo
  • 8 gr. de sal
  • Para el relleno:
  • 3 huevos cocidos
  • Lomo curado al aceite de oliva de Jamones Muñoz
  • Queso en lonchas
  • Tomate frito, unos 100 gr.
  • Para pintar la masa:
  • 1 huevo batido
  • Para maridar:
  • Vino Cerrojo de Bodegas Jabalcón

PREPARACIÓN:

Volcamos la harina en un cuenco y añadimos la sal, la leche y resto de ingredientes de la masa, mezclamos bien con un tenedor, y después amasamos bien hasta conseguir una masa elástica. Hacemos una bola con la masa y tapamos con un paño. Dejamos reposar unos 15 minutos.

Pasado este tiempo dividimos la masa en dos partes, una más grande que otra. Estiramos bien la bola más grande, sobre papel vegetal, y le damos la forma que más nos guste, yo le he ido dando forma redonda, y luego he puesto un plato grande encima que me ha servido de molde para ir cortando y que quede perfectamente redonda. Cubrimos la base con tomate frito, por encima disponemos lonchas de queso y lonchas de lomo curado, cubrimos con los huevos cocidos cortados en rodajas.

Ahora estiramos la otra bola de masa dándole la misma forma que la anterior, pero cortándola con un poco menos de diámetro. Cubrimos con esta masa la empanada, pintamos con huevo batido los extremos sobrantes del círculo más grande, y doblamos hacia arriba cubriendo el círculo de arriba, con un tenedor vamos presionando para ir cerrando bien la empanada y que cuando se hornee no se abra. Hacemos un agujero en el centro y con la masa que nos ha sobrado hacemos formas para decorar la empanada. Pintamos la empanada con huevo y la llevamos al horno precalentado a 200 grados durante unos 40 minutos o hasta que veamos que está dorada. Sacamos y dejamos enfriar un poquito antes de servir.

Gana con las horas, por lo que la podéis tomar fría o incluso calentar un poco en el microondas unas horas después de su elaboración.

De cualquier forma estará riquísima.

Lidia.