Los pasteles salados dan mucho juego en las reuniones familiares porque dan mucho de sí. En esta ocasión se trata de un pastel de queso o de quesos, ya que contiene de dos variedades. El pastel está dividido en tres capas diferentes que hay que ir haciendo y cuajando. Aunque puede parecer un poco laborioso, la verdad es que no es nada complicado.

Los quesos que he usado son de la Quesería Vico, un lugar idílico que nos encontramos entre Galera y Castillejar, es un complejo rural, con alojamiento en cuevas donde se encuentra también la quesería y donde podemos aprovechar para realizar multitud de actividades de ocio. Los quesos que hemos usado para la receta son el semicurado con semillas de amapola y medallones de queso de cabra en aceite, los dos realmente exquisitos.

Otra de las bases del pastel lleva una gelatina de vino espumoso que envuelve los quesos de cabra pequeños. El vino espumoso que he usado es el Brut Nature de Bodegas Carayol & Castellar. Como os decía hace unas semanas, también tuve ocasión de visitar la bodega y vivir en directo el proceso de degüelle del vino espumoso. Todo un arte hecho a mano, botella a botella, que no hace más que subir el valor de uno de los pocos vinos espumosos que se hacen en la provincia de Granada.

Además de las tres capas el pastel lleva una base de tostas muy ricas, se trata de las típicas tortas de cañamones de Panadería La Victoria de Huescar. Son unas tostas ideales para acompañar con este tipo de pasteles salados o con patés, y junto con los hojaldres se convierte en los manjares más demandados en la panadería.

El pastel lo hemos maridado con un vino tinto, en concreto con el Gentis de Bodegas Vertijana, un vino joven hermano menor de su aclamado Vertijana 3. Desde Polícar la Bodega arrasa año a año con todos sus vinos, ya que venden toda la producción anual. En sus renovadas instalaciones preparan catas para grupos todos los fines de semana, y han quedado tan bonitas las estancias que hasta más de una pareja de novios han decidido hacer allí sus fotos de bodas.

Vamos con la receta.

INGREDIENTES (los voy poniendo por capas para que no os liéis):

Para la primera capa:

  • 200 ml. de nata para cocinar
  • 100 gr. de queso semicurado con semillas de amapola de Quesería Vico
  • 2 huevos
  • Sal
  • Pimienta

Para la segunda capa:

  • 4 lonchas de bacon + 3 más
  • 200 ml. de nata para cocinar
  • 2 huevos
  • Perejil picado
  • Sal
  • Pimienta

Para la tercera capa:

  • 3 quesos de cabra en aceite de Quesería Vico
  • 5 hojas de gelatina neutra
  • 1 vaso de vio espumoso Brut Nature de Carayol & Castellar
  • Sal
  • Pimienta

Para la base:

  • Tortas de cañamones (secas) de Panadería La Victoria

Para la decoración:

  • Mini brotes
  • Brotes Germinados

 

Para maridar:

  • Vino Gentis de Bodegas Vertijana

 

PREPARACIÓN:

Pincelamos con un poco de mantequilla un molde tipo plum cake (rectangular) de unos 11 cm x 22 cm aproximadamente.

Trituramos 200 ml. de nata para cocinar con los 100 gr. de queso semicurado con semillas de amapola. Añadimos los dos huevos y batimos un poco hasta integrar todo y salpimentamos. Vertemos en el molde y horneamos a 180º durante unos 15 minutos o hasta que veamos que está cuajada la capa.

Sacamos y disponemos por encima cuatro lonchas de bacon. Batimos otros dos huevos junto con la nata. Salpimentamos y añadimos las tres lochas de bacon que nos quedan picadas, junto con un poco de perejil picado. Vertemos la mezcla sobre la anterior y nuevamente llevamos al horno durante otros 15 minutos más o menos.

Mientras tanto, pondremos a hidratar en agua fría las hojas de gelatina neutra. Y calentamos el vino espumoso mientras. Una vez hidratadas las hojas de gelatina escurrimos bien y añadimos al vino espumoso caliente. Mezclamos bien y salpimentamos.

Cuando se haya horneado la segunda capa sacamos el molde del horno. Cortamos los quesos de cabra en aceite en dos mitades y disponemos sobre la segunda capa. Vertemos la gelatina de vino espumoso por encima, de modo que los quesos de cabra se queden dentro. Y cubrimos con las tortas de cañamones toda la superficie.

Llevamos a la nevera hasta que cuaje completamente la capa de gelatina (tardará unas horas).

Una vez cuajada desmoldamos con cuidado.

Decoramos con mini brotes y brotes germinados.

Espero que os haya gustado.

Lidia de la O.