958 780 306

C/ Carril de la Trinchera, 3 · Dúrcal GRANADA

Jamonzar

HISTORIA

La historia de Jamonzar se remonta hasta los inicios empresariales de los dos fundadores de la empresa, Antonio Zarco y Carmela Urquizar, que comenzaron su andadura dedicándose a comerciar desde que tuvieron edad para ello, con todo tipo de productos durante la posguerra española, hasta llegar al mundo de las chacinas y la charcutería.

Comenzando con una pequeña tienda, fueron labrándose un nombre como expertos chacineros y charcuteros. La familia Zarco desde hace varias generaciones estuvo unida al comercio y a la cría de cerdos. En 1975, junto con su hijos, constituyeron Jamonzar sentando así las bases de lo que fue el siguiente paso para constituir la empresa que es a día de hoy. Ese paso fue nada mas y nada menos que la adquisición de San Pascual en 1995 (granja de cría de cerdos).

Este proyecto creado por Antonio y Carmela fue continuado y profesionalizado por sus tres hijos (Antonio, Enrique, José Manuel) que supieron sacar el máximo rendimiento a la tienda llevando a cabo una ampliación de la misma, creando una distribución acorde con el volumen de negocio y convertirse en expertos productores de cerdos de calidad suministrando a granjas de toda España.

JAMONZAR

Nuestras principales actividades comerciales en la actualidad son la venta de cerdos en vivo y la distribución y comercialización de productos de una calidad alta por la provincia de Granada y sus alrededores.

Jamonzar consta de tres partes bien diferenciadas pero conectadas entre sí.

San Pascual: La granja es una explotación ganadera especializada para la cría de cerdos tanto de ibéricos como de blanco. Se encuentra en el término municipal de Fuente Vaqueros y tiene una capacidad de producción de 10.000 cerdos aproximadamente. La Granja es una antigua azucarera que ha estado ligada a la historia de la Vega granadina siendo ésta propiedad de la familia de Federico García Lorca.

En la actualidad nos estamos centrando en la cría de un cerdo, con una genética preseleccionada durante mas de 30 años, alimentado sin acelerantes, sin antibióticos, y a base de una alimentación tradicional utilizando cereales del entorno, produciendo así una carne con un sabor natural.

La Nave: es una instalación de unos 700 metros cuadrados localizada en Marchena, población colindante a Dúrcal. En la nave es dónde tenemos nuestras oficinas, el almacén, el secadero y nuestra tienda de venta al público.

Desde aquí es desde donde abordamos nuestra principal actividad que es la distribución. Distribuimos tanto los productos de producción propia (usando como materia prima los cerdos de nuestra granja) como otro tipo de productos (vino, conservas, patés, productos ibéricos de cebo y de bellota). Las marcas que distribuimos son marca de un nivel alto, en la mayoría de los casos disfrutamos de la exclusividad para trabajar sus productos en la provincia de Granada.

Puesto en el Mercado de San Agustín: en 2014 comenzamos este proyecto localizado en el mercado de San Agustín en Granada. Consta de un puesto de venta al público de los principales productos que producimos y también de los que llevamos en distribución, tanto para llevar a casa como para degustar en el propio mercado.

NUESTRO PRODUCTO

Nuestras dos principales líneas de producto son el fresco (Cerdo de la Granja San Pascual) y en curado (origen y tradición). Las utilizamos para denominar los productos que producimos y comercializamos derivados de los cerdos que salen de nuestra granja. Es un producto bien diferenciado tanto en calidad como en precio, de una calidad alta.

El proceso de producción es el siguiente: comenzamos seleccionando a base de muchos años de experiencia una genética propicia para producir un cerdo blanco-duroc de una calidad superior. Éstos son engordados hasta los 140-150 kilogramos. El secreto de la carne y los productos derivados de este cerdo está en la alimentación que recibe durante su vida el animal, basada en cereales de la vega granadina, molidos en nuestro propio molino en San Pascual.

Una vez llevados hasta este peso, son llevados a un matadero certificado (en la actualidad situado en Santa Fe). Una vez allí son sacrificados y despiezados. La mayoría de la carne se vende en fresco a charcuterías, chacinerías y hostelería en la misma semana. Ésta carne es la que utilizamos a su vez para fabricar el embutido que lleva el nombre de la línea de producto previamente mencionada, origen y tradición.

Los jamones y las paletas son apartados y llevados a Trevélez, dónde se salan y pasan los primeros meses de curación. Una curación sin acelerantes ni aditivos de ningún tipo, puesto que el clima de la Alpujarra Granadina es propicio para el curado y el secado de este producto de una forma 100% natural. Consiguiendo así que los ingredientes tanto del jamón como de la paleta sean solo carne de cerdo y sal.

Pasados unos meses, los jamones y las paletas son trasladados a nuestras instalaciones en Dúrcal para pasar los últimos meses de curación y comenzar la clasificación del producto.

Una vez alcanzan su plenitud de maduración, que en el caso de los jamones suele estar entorno a los 22-24 meses y en la paleta a los 9 meses, se procede a su comercialización.

JAMONZAR

JAMONZAR

JAMONZAR

JAMONZAR

JAMONZAR