No sé si os suena raro el título de la receta, pero la verdad es que cuando las probéis ya no os va a sonar nunca más raro. A veces nos creemos que hay elaboraciones complicadas de realizar en casa, pero no hay nada imposible, por ejemplo, las gominolas de otros sabores hace años que las hago en casa, ya que son mucho más naturales y sanas que las compramos en las tiendas. Pero es que hoy las hemos preparado con un ingrediente Premium que nos ofrece la naturaleza, por lo que es una de las golosinas más ricas y sanas que podéis dar a vuestros hijos, bueno, si no os las coméis antes vosotros….je,je…

Como cada año, la presentación del primero AOVE de la temporada en la Almazara Campopineda se convierte en un evento único donde hay un protagonista en exclusiva, el oro líquido. El AOVE Premium enamora a través de todos los sentidos. Y en esta ocasión quería preparar una receta con él donde tuviera el protagonismo en exclusiva, y creo que lo he conseguido, porque se mantiene intacto el olor, el color y el sabor del AOVE Premium.

INGREDIENTES (para 15 gominolas como las de la foto, si queréis hacer más podéis doblar ingredientes):

  • 50 ml. de AOVE PREMIUM Campopineda
  • 50 gr. de azúcar
  • 50 ml. de agua
  • 4 hojas de gelatina neutra
  • Una cucharadita de azúcar vainillado (opcional)
  • Azúcar para rebozar

PREPARACIÓN:

Ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua fría durante unos minutos. Calentamos el aceite sin llegue a hervir. Retiramos del fuego y añadimos las hojas de gelatina ya hidratadas y escurridas. Removemos bien para que se disuelvan dentro.

En un cazo calentamos el agua junto con el azúcar (si lleva azúcar vainillado también añadimos en este momento), calentamos hasta que se disuelva el azúcar. Retiramos del fuego y mezclamos bien junto con el AOVE y la gelatina. Una vez que esté uniforme la mezcla añadimos en moldes de silicona (podéis usar moldes de cubitos también) y esperamos que se enfríen. Después llevamos al frigorífico un ratito hasta que se cuaje completamente.

Desmoldamos y rebozamos en azúcar y disfrutamos de ellas.

Espero que os hayan gustado.

Lidia de la O.