Hoy os traigo uno de los platos que más gustan en mi casa, uno de los platos típicos de siempre, porque es de esos platos que con ingredientes básicos se convierten en platazos. Tomate, huevo y una base de AOVE, y un poco de sal, no se puede pedir más con menos ingredientes.

Y empezamos por los tomates, tomates del Grupo La Caña, una de las últimas empresas que ha pasado a formar parte de las más de doscientas que forman Sabor Granada, y que además os comenté que fueron los patrocinadores del Concurso de Salmorejo y Gazpacho que os mostraba hace semanas.

Los huevos son  huevos camperos de Huevos Garrido, un nuevo formato de envase que respeta el medioambiente, al ser cartón 100%. Otra muestra más de que desde Huevos Garrido se preocupan hasta por el más mínimo detalle.

El AOVE que he usado para la receta es el Quaryat, variedad Picual, uno de los AOVEs premiados en los últimos premios de los AOVEs de Sabor Granada.

INGREDIENTES (para dos platos como el de la foto):

  • 1 kg. De tomates La Caña
  • 3 huevos camperos de Huevos Garrido
  • 2 cucharadas de AOVE Quaryat variedad Picual
  • Sal

PREPARACIÓN:

Ponemos a calentar el aceite en una sartén amplia, y, mientras, pelamos los tomates. Los cortamos en varios trozos y añadimos a la sartén. Añadimos un poco de sal y dejamos a fuego lento hasta que el tomate esté frito completamente.

Entonces añadimos los tres huevos encima y dejamos que se cuajen. Una vez cuajados rompemos y mezclamos con el tomate. Rectificamos de sal.

Servimos.

Lidia de la O.