Pocas tartas hay tan ricas como la tarta de zanahoria y nueces que termina convirtiéndose en una merienda ideal en cualquier época del año. La tarta de zanahoria o carrot cake tiene muchas versiones o presentaciones. La que hoy os enseño es muy básica y sencilla, para que no os compliquéis mucho en la cocina y os de un resultado espectacular.

INGREDIENTES PARA LA TARTA DE ZANAHORIAS Y NUECES:

Para el bizcocho:

  • 400 gr. de harina
  • 16 gr. de levadura química
  • 6 huevos
  • 275 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • 100 gr. de azúcar moreno
  • 150 gr. de azúcar blanquilla
  • 100 gr. de nueces peladas de frutos secos EYMA
  • 300 gr. de zanahoria rallada
  • Una cucharadita de canela molida
  • Media cucharadita de jengibre molido

Para el topping:

  • 250 gr. de queso crema
  • 100 ml. de nata para montar
  • 50 gr. de azúcar glass
  • 50 gr. de nueces de frutos secos EYMA

Las nueces son de Frutos Secos Eyma, con sede en Gójar llevan desde 1985 elaborando y distribuyendo frutos secos y golosinas. Almendras repeladas fritas, crudas, almendras crudas con piel, nueces, maxipipas, pipas peladas garrapiñadas, chococacahuetes, cocktail con pipas, cocktail extra…, en definitiva, un abanico de productos que podemos usar tanto en cocina como para tomar en forma de aperitivo. Y además podemos disfrutar de la línea Natura dedicada a los frutos secos naturales: sin freír ni tostar, sin sal añadida y sin conservantes ni colorantes.

 

PREPARACIÓN DE LA TARTA DE ZANAHORIA Y NUECES:

Precalentamos el horno a 180 grados. Batimos los huevos junto con el azúcar (de las dos clases). Una vez que hayan blanqueado los huevos vamos añadiendo el aceite poco a poco. Tamizamos la harina junto con la levadura, la canela y el jengibre molido. Añadimos y seguimos batiendo a velocidad baja. Rallamos la zanahoria y la añadimos a la mezcla con movimientos envolventes, añadimos también las nueces.

Engrasamos un molde redondo de 20 cm. de diámetro con spray desmoldante o con mantequilla y harina espolvoreada y vertemos la mezcla, dejando que se vaya distribuyendo por todo el molde uniformemente. Y luego damos unos golpes en el molde para que no queden burbujas de aire. Introducimos en el horno.

Horneamos durante unos 45 o 50 minutos, dependiendo de vuestro horno. Podéis comprobar el punto de horneado cuando al pinchar con una brocheta ésta salga limpia. Sacamos una vez listo. Dejamos dentro del molde 15 minutos y después desmoldamos. Dejamos enfriar completamente.

Mientras se enfría preparamos la crema de queso con la ayuda de una batidora de varillas.  Añadimos el queso y la nata al bol y empezamos a batir a velocidad media, inmediatamente añadimos el azúcar glass y cuando esté montada retiramos.

Con la ayuda de una espátula o cuchara vamos añadiendo la crema sobre el bizcocho, hasta completarla. Y después añadimos un buen puñado de nueces troceadas por encima.

Reservamos en la nevera, aunque sacaremos una media hora antes de servir.

Espero que os guste esta nueva propuesta.

Lidia de la O.

Atrapada en mi cocina.